20/8/13

VIAJAMOS DESNUDOS



Por: Luis Oswaldo Bernal Correa



Es bueno no andar con cadáveres
aunque te besen y te cobijen haciéndote el amor.
Sólo vale la pena caminar desnudos,
abierta la piel,
y con el corazón agitado
porque se vive sólo una vez.

En este juego se apuesta,
y a veces se pierden hasta los huesos.

Y sin embargo,
las fieras hormigas que rondan por tu cabeza no estarían allí
si no supieran que en ti hay algo.

Así que con el alma tranquila por haberlo dado todo,
decides darte un baño,
reordenar las cosas,
barrer la casa
y con la basura botar la piel vieja,
el dolor que los cobardes causan,
el deber de las penas ajenas,
y el miedo de los fracasos antiguos.

Así un día terminamos de despojarnos de la piel gastada
y nos vestimos con notas frescas de agua, de sudor y de alegrías
porque nuestras vidas no se detienen en los pasos ajenos,
ni en los pensamientos paralizantes de quienes un día amamos…

La niebla se despeja en una mañana fría,
muy temprano nos bañamos
y tomamos el equipaje para continuar nuestro viaje,
desnudos y sin angustia
porque después de la desilusión y la pesadilla
recuperamos la fuerza y ratificamos
que la libertad es irreductible como los pasos que damos,
siempre hacia adelante, diciendo adiós al pasado.


Referencia imagen tomada de: 

Skin 4. (2002)Obra de Max Sauco http://www.sauco.ru/?razdel=gallery&cur_y=2002
Birthday is a sad day (2010) http://www.sauco.ru/?razdel=image&cur_y=2010&item=0